El guardia cordobés que fue seleccionado en el draft por los Knicks, y transferido a Minnesota TimberWolves, jugará la próxima temporada de la NBA.

 

Draft
Guardia en el club Barcelona.

 

Leandro Bolmaro, oriundo de Las Varillas, Córdoba, fue seleccionado en el draft por los New York Knicks, y transferido de inmediato a Minnesota TimberWolves.  El joven guardia se convirtió en el segundo argentino en ser elegido en primera ronda, superando con el número #23 incluso a Carlos Delfino (#25).

En un draft virtual, adaptado a la nueva normalidad que trajo la pandemia, “Lea” esperaba el resultado en una sala de convenciones de un hotel a unas cuadras del Camp Nou, Barcelona. Lo acompañaban su novia, Laia, y varios miembros de la agencia que lo representa.

“No sabía que los New York Knicks me iban a traspasar a Minnesota, pero me dio mucha felicidad. Yo había hablado con Pablo Prigioni (entrenador asistente en los Wolves), tuve entrevistas con ellos y a mi representante le había dicho que quería ir a Minnesota”, comentaba Bolmaro.

 

Draft
Bolmaro vistiendo de los TimberWolves.

 

El varíllense se inició en el club Almafuerte, de su pueblo natal, luego pasó a Bahía Basket, en Bahía Blanca, y desde 2018 formaba parte de la sección de baloncesto de Futbol Club Barcelona. Ahora, con tan solo 20 años, llegó al nivel más alto en su deporte, y todo apunta a un futuro prometedor.

“Fue todo muy rápido, tengo 20 años no más. Pasé de Bahía al Barcelona y ahora a la NBA. Hace cuatro años estaba en Las Varillas… Todavía me cuesta creer esto del draft”, admitió el cordobés, emocionado.

Desde hace tiempo que los Wolves vienen observando a “Lea”, le realizaron entrevistas y se habían contactado con su representante. Y es que Bolmaro tiene mucho que aportar a la franquicia. Cuenta con una buena proyección ofensiva y defensiva, una estatura provechosa para su posición (1,98m), y una excelente experiencia de juego en la Euroliga y la ACB de España.

El cordobés hace historia y volverá a marcar presencia argentina en la NBA, pero continuará jugando en el Barcelona hasta el final de la temporada 2020/2021. Salvo que se lo necesite de “urgencia” desde Minnesota y se lo convoque para iniciar las prácticas el 1° de diciembre.