Un día como hoy, pero en 2011, Vélez que había vencido a Huracán, se consagró campeón del Clausura, tras la derrota de Lanús.

Vélez campeón Clausura 2011
El festejo del mejor equipo de la temporada (Foto: Vélez).

El Tigre Gareca volvió a lograr un nuevo título con el Fortín, en lo que fue su primera conquista tras el centenario del club. Vélez fue el mejor equipo de la temporada, fue subcampeón del Apertura, por detrás del Estudiantes de Alejandro Sabella, y campeón del Clausura. Además, fue uno de los mejores equipos del mundo, ya que se ubicó dentro del podio en el Ranking Mundial, por detrás del Barcelona y Real Madrid.

El camino no empezó de la mejor manera. En las tres primeras fechas, apenas logró dos puntos de nueve posibles. Igualó 2-2 frente a Independiente en Avellaneda, tras ir 0-2, cayó frente a All Boys en Liniers, y empató frente a Argentinos.

Triunfazo en el Monumental para comenzar a ser candidato.

Tras un comienzo irregular, Vélez empezó a ser candidato con cinco triunfos en fila. Primero, venció a Boca por 1-0 y a River por 2-1 en el Monumental. Las otras tres victorias fueron frente a Arsenal, Olimpo y Newells. En el medio del empate frente a Colón y la derrota frente a Quilmes, venció por 2-0 a San Lorenzo en la Bombonera, partido que había sido suspendido por los incidentes en la popular visitante.

El Fortín se afirmaba como favorito en ganar tanto el torneo local como la Copa Libertadores. Pero las caídas frente a Lanús, uno de los aspirante al título, y frente a Tigre, hacia que Godoy Cruz se acercara y la definición del Clausura se ponía picante. Luego llegó la dura eliminación frente a Peñarol, donde Santiago Silva, uno de los pilares, malogró un penal clave para lograr el pasaje a la final.

Se terminó el sueño copero, y no había demasiado tiempo para recuperarse del mal sabor. Pero el equipo del Tigre logró dar vuelta la página rápido y en menos de 10 días, Vélez sumó una nueva estrella local.

Santiago Silva abrió el marcador en el triunfo frente a Huracán. Horas más tardes llegarían los festejos a Liniers.

Primero debió batir a Godoy Cruz, uno de los rivales directo, y se impuso por 2-0. Luego visitó a Huracán con otra realidad: necesitaba los puntos para evitar el descenso. Vélez venció por 2-0, y debió esperar horas más tarde que Lanús pierda frente a Argentinos.

Finalmente, el Bicho logró los tres puntos en el sur y el Fortín se adueñó del Clausura una fecha antes. El final feliz fue similar al del 1993 con Carlos Bianchi. En aquella época dorada, Vélez igualó 1-1 frente a Estudiantes en La Plata y horas después gritó campeón tras el empate de Independiente.

La campaña del equipo comandado por Ricardo Gareca registró 39 puntos, producto de 12 triunfos, 3 empates y 4 derrotas. Marcó 36 goles y recibió 17.

Vélez no solo fue el equipo más goleador del certamen, sino que también fue el único que convirtió en todas las fechas. Además, Fabián Cubero se convirtió en el único jugador del Fortín en ser campeón en tres décadas diferentes, anteriormente había logrado los Clausura 1998, 2005 y 2009.